Comunidad
Operar un servicio seguro y confiable los 365 días del año, para un millón de personas por día, es nuestra principal ocupación, pero no la única. También apoyamos, acompañamos y trabajamos en post de llevar mejoras que ayuden a la Comunidad.

 

Es por ello que entre las acciones que realizamos, permitimos el traslado gratuito de contingentes estudiantiles de escuelas públicas y privadas de todo el país y hacemos posible la recuperación de objetos extraviados en la red del Subte, el Premetro y la Línea Urquiza.

 

Implementamos una política de gestión interna y un manejo responsable de residuos especiales.

Trabajamos de manera conjunta con organismos públicos y privados en la gestión de problemáticas sociales vinculadas a la inclusión, la accesibilidad, la educación y la salud.

 

Escuchamos y respondemos de manera personalizada las consultas que recibimos de los usuarios y vecinos.

Asimismo, continuamos con el Programa de Reciclado de Tapitas y Papel de la Fundación Garrahan, que desde el 2008, propicia entre los empleados la solidaridad y el compromiso con la salud de los menores.

 

Renovamos, por octavo año consecutivo, el programa Futuros Egresados, en alianza con la Fundación Cimientos, apadrinando la educación secundaria de alumnos de las escuelas técnicas en electromecánica, construcción y administración de la zona de Villa Soldati y Santos Lugares, cercanas a las trazas de los servicios que operamos (Premetro y Línea Urquiza).

 

Por otra parte, tomamos la decisión de convertir al Subte en el primer medio de transporte en Argentina en sumarse a un programa de entrenamiento de perros de asistencia. Determinación que fue posible gracias al trabajo conjunto con la Asociación Civil Bocalán Argentina.


Programa de entrenamiento de perros de asistencia


Gracias al trabajo mancomunado entre Metrovías y la Asociación Civil Bocalán, la red de Subte de la Ciudad de Buenos Aires, se transformó en el primer transporte público de Argentina en sumarse a un programa de entrenamiento de perros de asistencia para personas con discapacidad. De esta forma, gracias al adiestramiento de las mascotas al medio de transporte, las personas con discapacidad podrán integrarse y circular por la ciudad, ganando autonomía.


El programa, pionero en los medios de transporte de la Argentina, busca fortalecer la experiencia de los perros en este nuevo ambiente y así educarlos para poder asistir a personas con discapacidad e integrarlos a los transportes públicos. Durante el programa de adiestramiento, se busca habituar al perro al lugar y sus estímulos, mediante el reconocimiento de espacios y sonido de las formaciones, como así también familiarizarlo con el ambiente y a que viaje en los lugares asignados.

El programa se desarrolla desde el mes de abril de 2015, a través del cual se busca fortalecer la experiencia de los perros en este nuevo ambiente y así educarlos para poder asistir a personas con discapacidad e integrarlos a los transportes públicos.

Reconocidos a nivel internacional

En 2017 en la Ciudad de Montreal, Canadá, se realizó la entrega de premios del “Programa Mejores Prácticas de Promoción y Comunicación de Movilidad Urbana”, convocado por la Organización Internacional de Autoridades y Operadores de Transporte Público (UITP, por sus siglas en inglés). El certamen, del cual participaron 46 proyectos correspondientes a 14 ciudades de 5 países, tuvo a Metrovías entre los 4 finalistas de la categoría “Promoción Experiencia del Usuario”, por el caso “Programa de Entrenamiento de Perros de Asistencia en la Red de Subte de Buenos Aires”.

Qué es un perro de asistencia

Se trata de un perro que convive con la persona a la cual asiste, y lo hace de manera permanente en todas sus actividades. En su casa puede alcanzarle objetos que se caen al piso, abrir cajones, colaborar con la persona a quitarse una prenda, entre otras. Por su parte, ahora con el entrenamiento en el Subte el perro está entrenado para acompañar a su dueño desde el momento en que ingresa a la estación, durante el recorrido de su viaje y hasta finalización del mismo.


Con el compromiso en la educación



Desde el  año 2010, Metrovías viene acompañando ininterrumpidamente el programa “Futuros Egresados”, acción que se realiza en conjunto con la Fundación Cimientos,  una organización sin fines de lucro que trabaja para que todos los chicos en situación de vulnerabilidad puedan terminar la escuela secundaria.

Futuros Egresados tiene por objetivo acompañar a los chicos en riesgo de no continuar la escuela promoviendo el desarrollo de habilidades y competencias que contribuyan a mejorar su trayectoria escolar, aumentar sus posibilidades de obtener el título secundario y proyectar mejor su futuro.

En tal sentido, Metrovías cumple, desde hace seis años, con su propuesta de becar la misma cantidad de estudiantes que los años de operación que va cumpliendo la compañía. Este aumento progresivo tiene como beneficiarios a los alumnos de las escuelas técnicas en electromecánica y construcción de la zona de Villa Soldati y Santos Lugares, cercanas a las trazas de los servicios operados, el Premetro y la Línea Urquiza, respectivamente.

Con el afán de profundizar esta acción social, Metrovías redobló el desafío con dos acciones complementarias. Por un lado, creó internamente, a través del programa de voluntariado corporativo, la iniciativa de "Padrinazgo Escolar". Acción que sirve para complementar el desarrollo académico de los chicos con un apoyo motivacional por parte de los empleados de la empresa.

En tanto que, también, extendió su programa de pasantías corporativas a los egresados del programa. Una decisión que posibilitó la incorporación efectiva de estos jóvenes a la nómina de empleados de la compañía.

Un broche de oro para esta campaña: tener como madrina a una egresada del programa del 2013, que tras su pasantía ya es parte del área Ingeniería.

Resultados:

 

 


 
Nuestro paso por la cultura
 

Durante 14 años, nos relacionamos con la sociedad a través de SubteVive, el programa de Gestión Cultural del Subte, que desde el año 1997 y hasta 2011, tuvo como objetivo el desarrollo de la cultura urbana en todas sus áreas; a través de diferentes propuestas artísticas.

Abierto a la participación libre y gratuita de todos los ciudadanos, concentró disciplinas artísticas como: música, danza, cine, historieta, teatro, restauración y construcción de murales, fotografía, esculturas y literatura con el propósito de humanizar el Subte y agregar valor al servicio de transporte subterráneo.

El Programa de Murales Históricos permitió incrementar el patrimonio cultural de la ciudad a través de la realización de nuevos murales y la restauración continua de murales del Siglo XX. Logramos inaugurar 26 murales de reconocidos artistas tales como: Florencio Molina Campos, Luis Bénedit, Fernando Allievi, Josefina Robirosa, Luis Felipe Noé, Carlos Páez Vilaró, Andrés Compagnucci, Horacio Altuna, Joaquín Salvador Lavado “Quino”, Rogelio Polesello, Pablo Siquier, Carlos Nine y Antonio Seguí.La realización de los mismos estuvo a cargo de un grupo de ceramistas y en un taller acondicionado especialmente por Metrovías en su sede central.

En Octubre de 2007 se realizó SubteJazz, un concierto gratuito en el ND Ateneo que contó con la participación de referentes como Walter Malosetti y Bobby Flores.

Por otra parte en el año 2009, de la mano del reconocido fotógrafo Aldo Sessa, se inauguró en la Estación Juramento de la Línea D, la primera instalación fotográfica en el Subte titulada "Tango", serie del baile.

Durante 10 años consecutivos se realizó el ciclo 8 Escultores 8 en el Subte, donde un artista por mes expuso sus obras durante 8 meses. Participaron cerca de 92 artistas y se expusieron 600 obras.

Los concursos también fueron protagonistas del programa SubteVive, en sus diferentes disciplinas: literatura, fotografía, cine, radio y música. Las obras ganadoras fueron expuestas en el Centro Cultural Recoleta, Centro Cultural Borges, Museo Perlotti y el Museo Metropolitano.

 

Campañas

Las Campañas Solidarias  incentivaron una mayor conciencia social y participación activa del pasajero en las loables causas que persiguen las organizaciones civiles. Junto a Cáritas desarrollamos la campaña “2 viajes por 1 juguete”, y a raíz de la fuerte crisis socioeconómica que vivió el país en el 2001 se continuó  junto a la prestigiosa Fundación Banco de Alimentos bajo el concepto de “2 viajes por 1 alimento”. En el año 2007, se sumó la campaña “Todos podemos ser útiles”, a beneficio de la  Asociación de Padrinos de Alumnos y Escuelas Rurales.

Resultados

Campaña 2 viajes por 1 alimento!

10 años de continuidad, 20 ediciones realizadas, 487 comedores asistidos por la Fundación, 78.000 personas beneficiadas, 272 mil kilos de alimentos donados gracias al aporte solidario de los pasajeros y comunidad general.

Campaña Todos podemos ser útiles!

6 años consecutivos de campaña, 513 mil útiles escolares donados, 4.500 escuelas rurales asistidas 225.000 alumnos primarios beneficiados.

Programas

Entre el 2001 y 2007, llevamos a cabo el PRANER -Programa de Asistencia a Niños en Riesgo- con el objetivo de atender las necesidades de los niños y familias que deambulan en el Subte, y consecuentemente disminuir la mendicidad. De esta manera, a través de un grupo interdisciplinario de especialistas (psicólogos, asistentes sociales y sociólogos), la colaboración de instituciones gubernamentales y organizaciones del tercer sector, se intentó dar solución a temas vinculados con la salud, educación y tramitación de documentos de identidad. El PRANER logró establecer un puente entre las instituciones del tercer sector vinculadas con la problemática y los menores que deambulaban en el Subte.

Durante 8 años, llevamos adelante el programa educativo “Subite” con el objetivo de generar conciencia en niños/as de educación inicial y primer ciclo sobre los aspectos positivos del Subte como medio de transporte seguro, rápido y ecológico, bajo un formato teatral.

La duración de la obra era de 45 minutos y se presentaba de manera gratuita en distintos jardines de infantes, escuelas, hogares y hospitales de la Ciudad de Buenos Aires aledaños a la red del Subte.

Una vez terminada la función, los titiriteros enseñaban a los niños cómo hacer un títere con material de desecho, destacando los valores del trabajo, la creatividad y el reciclado. Por último, se le entregaba a cada alumno una publicación de la obra que, además de resumirla, contiene las normas de seguridad en el Subte.

Durante su trayectoria se visitaron 628 instituciones, se realizaron 808 funciones y más de 148.478 niños pudieron disfrutar del espectáculo.

ESTADO ACTUAL DEL SERVICIO

SUBTE
Linea A Línea A
Normal
Linea B Línea B
Normal
Linea C Línea C
Normal
Linea D Línea D
Normal
Linea E Línea E
Normal
Linea H Línea H
Normal
PREMETRO
Linea P Línea P
Normal
LÍNEA URQUIZA
Linea U Línea U
Normal